PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    El mix energético y el papel del gas

    mix energético

    El mix energético es un concepto que, desde hace un tiempo, ha tomado mayor relevancia a nivel mundial como elemento clave de la transición energética. Esto es así ya que, a escala mundial, el consumo de energía, en gran parte proveniente de los combustibles fósiles, representa una de las mayores fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero derivada de la actividad humana, con las consecuencias medioambientales y para la salud que ello implica.

    Por ello, cada vez son más los esfuerzos que realizan las sociedades y los países para frenar el cambio climático a través de una transición energética justa y eficiente. Pero ¿qué es el mix energético? ¿Qué relación tiene con la transición energética? ¿Qué papel juega el gas en el mix energético?

     

    ¿Qué es el mix energético?

    El mix energético, también conocido como matriz energética, es un término que hace referencia a la combinación de fuentes de energía primaria que se utiliza en una zona geográfica concreta. La zona de referencia normalmente utilizada es un país, pero también puede medirse para un continente, todo el mundo u otra región concreta. Por lo tanto, hablamos de las diferentes fuentes de energía que abastecen el suministro eléctrico de una zona o país.

    En relación a esto, las fuentes de energía primaria son todas aquellas energías disponibles en la naturaleza antes de ser transformadas o convertidas. Dentro de estas, encontramos las energías primarias no renovables como el petróleo o el carbón, y las energías primarias renovables, como la hidráulica, la solar o la eólica.

    A través del mix energético se representan las diferentes fuentes empleadas para abastecer a una zona o región y el porcentaje que representan cada de una de ellas en el total. Por lo tanto, podríamos decir que el mix energético es el conjunto de fuentes de energía y la cantidad de cada una de ellas que se usan para satisfacer la demanda energética de un país o zona concreta.

     

    ¿Qué implica el mix energético?

    El mix energético que tenga un país o región determinará su vulnerabilidad a las oscilaciones en los precios internacionales, los costes de su abastecimiento energético, la dependencia del exterior, la posibilidad de más o menos accidentes o su menor o mayor contribución al cambio climático, entre otros.

    Por este motivo, el mix energético de un país nunca es estático, sino que va adaptándose a las energías disponibles, las nuevas tecnologías y a las nuevas demandas y necesidades políticas y ambientales. Además, hacer un buen análisis y planificación del mix energético de un país será fundamental para garantizar la producción de la energía necesaria y su uso adecuado.

     

    El papel del gas en el mix energético

    Actualmente, cada vez son más los países que, poco a poco, van transformando su mix energético mediante un menor uso de combustibles fósiles y una sustitución de éstos por energías renovables, con el objetivo de descarbonizar la economía y caminar hacia una transición energética justa y eficiente. A pesar de que se produzca un aumento en el consumo de energía mundial, este debe ser cada vez más sostenible, dando mayor importancia a las energías limpias y las renovables en el mix energético.

    En este sentido, y en el camino hacia el objetivo medioambiental europeo de lograr la neutralidad climática en el año 2050, el gas constituye un actor principal para una transición energética justa y sostenible en todos los territorios. Esto es así ya que el principal desafío al que se enfrenta Europa es hacer que esta transición sea justa para todos los ciudadanos, ya que más de 40 millones de hogares europeos están ubicados en zonas rurales que no están conectados a la red de gas natural.

    Es entonces cuando el gas propano se convierte en una pieza esencial. Como fuente energética limpia y al alcance de todos, allí donde no llega la red de gas natural, llega el gas propano, que permite a las comunidades rurales, con una ciudadanía afectada por la pobreza energética, tener acceso a una energía sostenible. Del mismo modo, hoy en día, un sistema energético basado exclusivamente en energía renovable presenta aún grandes desafíos para conseguir una producción que pueda abastecer toda la demanda energética. Por ello, el gas propano se posiciona como la alternativa más limpia, ofreciendo una garantía de suministro cuando las condiciones climatológicas o naturales impiden el correcto abastecimiento a partir de energías renovables.

    Igualmente, en cuanto a movilidad, el gas como combustible para vehículos es la energía alternativa más eficiente, limpia y sostenible por su reducción de emisiones de gases contaminantes. Tanto es así que el autogas es, en la actualidad, el carburante alternativo más empleado en mundo.

    Por último, toma especial relevancia el biopropano, un biogás que, en uso, es idéntico al propano convencional, pero proviene de fuentes renovables. Así, el biopropano puede contribuir enormemente a la descarbonización de la economía y a la lucha contra el cambio climático con una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

    Por todo ello, el gas licuado se presenta como un gran aliado para la transición energética hacia un mundo más sostenible y justo.

    Depósito de gas propano enterrado
    Trucos para ahorrar energía en verano
    Related Posts
    Calidad del aire: la importancia de preservarla
    Calidad del aire: la importancia de preservarla
    Movilidad sostenible: alternativas más limpias
    Movilidad sostenible: alternativas más limpias
    Plan de Recuperación Verde de la Unión Europea
    Plan de Recuperación Verde de la Unión Europea

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates