PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Cómo minimizar el impacto medioambiental de tu empresa

    minimizar el impacto medioambiental de tu empresa

    Actualmente el cambio climático es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la humanidad. Todas las acciones individuales tienen impacto en el medioambiente y es importante medirlo para comprender el daño que estamos causando y cómo podría evitarse. La sociedad en general debe involucrarse, pero, en concreto, las empresas tienen una influencia muy importante en el estado del planeta. Por eso, hoy trataremos de analizar y ofrecer varias opciones con el objetivo de minimizar el impacto medioambiental de tu empresa.

     

    Empresa y medioambiente

    Se denomina cambio climático a la transformación climática que se está registrando en el planeta Tierra. Este no alude exclusivamente a un fenómeno ambiental, sino que implica profundas consecuencias económicas y sociales. Si bien se trata de un fenómeno natural, lo cierto es que el calentamiento global y sus efectos sobre el planeta se agravan debido a la acción del hombre. Si quieres saber más sobre el cambio climático, así como sus causas y consecuencias, puedes leer antes nuestro artículo sobre el cambio climático y el calentamiento global.

    En este sentido, hace no demasiados años, los planes de gestión ambiental eran vistos como gastos innecesarios dentro de las empresas. Progresivamente, la población se ha ido concienciando con el problema de la contaminación y el cambio climático y cada vez más, los grupos de interés y stakeholders exigen a las corporaciones el cumplimiento de sus objetivos medioambientales.

    Hoy en día, la relación de la empresa y el medioambiente se basa en el concepto de desarrollo sostenible. El desarrollo sostenible se define como la consecución de un progreso económico en el presente que no comprometa los recursos de la sociedad en un futuro.

     

    Sistema de gestión medioambiental y cumplimiento de la legislación

    Un sistema de gestión medioambiental es el marco o método que consta de una serie de procesos que se ponen en marcha para que una empresa reduzca la huella ambiental y sea más eficiente.

    Dentro del sistema de gestión medioambiental, cada empresa establece sus propios objetivos. No obstante, todas las empresas deben asegurar el cumplimiento de la legislación vigente. En materia de legislación medioambiental, la comunidad internacional ha proporcionado una serie de directrices que todas las compañías deben tener en cuenta. Estas se recogen en la declaración de Estocolmo, el Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París.

    En España, en concreto, también se han impuesto una serie de leyes para velar por el medioambiente. En primer lugar, la misma Constitución recoge que todos los españoles tienen derecho a disfrutar del medioambiente, así como el deber de conservarlo. Además, los poderes públicos y las organizaciones deben velar por la utilización de los recursos ofrece la naturaleza y reparar el daño y enfrentarse a sanciones penales, en caso de dañarlo.

    Otras normas que se han decretado en nuestro país posteriormente son la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental, la Ley 34/2007 de calidad del aire y protección de la atmósfera y la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados.

     

    Plan para minimizar el impacto medioambiental de tu empresa

    Existen múltiples caminos y opciones para lograr minimizar el impacto medioambiental de tu empresa, sin embargo, es importante que, antes, tengas en mente los siguientes pasos:

    1. Identificar el impacto ambiental de tu empresa: En primer lugar, tendrás que conocer cuáles son los efectos negativos que la actividad profesional de tu empresa está causando al entorno. Para ello, deberás realizar un estudio exhaustivo que determine las causas, las áreas de mejora y cómo prevenir el impacto.
    2. Fijar objetivos y cómo alcanzarlos: Tendrás que concretar unos objetivos para que tu organización comprenda en qué dirección se debe trabajar para lograr una mayor sostenibilidad. Las metas que se establezcan deben ser medibles y se tendrán que instalar controles para comprobar si se están ejecutando correctamente.
    3. Destinar recursos: Se debe establecer un presupuesto destinado a llevar esos objetivos a la práctica, incluyendo gastos de recursos necesario para cumplirlos, personas dedicadas a la supervisión del plan de acción…
    4. Poner en marcha acciones: En este punto, únicamente faltará poner en marcha acciones concretas orientadas al cumplimiento de los objetivos propuestos. A continuación, te proponemos algunos ejemplos de acciones para reducir el impacto medioambiental de tu empresa.

     

    Acciones para reducir el impacto medioambiental de tu empresa

    Más allá de la legislación y las leyes de obligado cumplimiento para las empresas, estas deben concienciarse y comprometerse por sí mismas con el entorno. Para ello, pueden adoptar pequeñas medidas que, a largo plazo, contribuirán a mejorar el impacto de la empresa en el medioambiente.

    A continuación, mencionamos algunas de las acciones que pueden ayudar a reducir el impacto medioambiental de tu empresa:

    • Ahorro energético y energías sostenibles: Aprovecha la luz solar en tu empresa siempre que sea posible, usa energías renovables y valora la opción usar en tu negocio alternativas energéticas más eficientes y limpias como el gas propano o el Biopropano. No debemos olvidar nuestro compromiso de contribuir a la transición energética.
      Quiero saber más
    • Materiales sostenibles: Para locales de nueva construcción, apuesta por materiales sostenibles y arquitectura bioclimática. Si tu oficina o lugar de trabajo ya está construido, podrás tomar otra serie de medidas como reducir el uso de plásticos, instalar bombillas de bajo consumo o LED, usar luces y grifos que funcionan a través de sensores y que solo consumen la luz o el agua necesaria...
    • Digitalización de procesos: La digitalización de procesos evita el uso de recursos como papel o tinta. Cada vez son más las empresas que apuestan por la digitalización y la gestión online de todas las situaciones que lo permiten, desde reuniones hasta contratos. Si quieres saber cómo digitalizar tu empresa instaladora, también te lo contamos en nuestro blog. En caso de que no puedas digitalizar todos los procesos, utiliza papel reciclado y tinta elaborada con materiales ecológicos, bolígrafos reciclados…
    • Políticas de reciclaje: Todas las compañías, independientemente de su sector, generan residuos perjudiciales para el medioambiente. Para minimizar el impacto medioambiental de estos residuos, se deberán implantar políticas de reciclaje. Estas políticas de reciclaje no solo conllevan separar la basura según el material por el que están fabricados. También se deben reciclar dispositivos electrónicos, pilas o baterías, entre otros. ¿Sabías que el reciclaje y el ahorro energético están estrechamente relacionados? ¡Descubre cómo en nuestro post Reciclaje y ahorro de energía en la empresa y en casa!
    • Responsabilidad Social Corporativa (RSC): En este caso, se pueden desempeñar diversas acciones de RSC y se debe cumplir con las legislaciones vigentes en el ámbito social, laboral, medioambiental y de derechos humanos.
    • Innovación: La innovación también puede ser una forma de ayudar al medioambiente. Podemos innovar en productos o procesos de forma que los hagamos más sostenibles.
    • Movilidad sostenible: Hay que incentivar que los empleados lleguen a la oficina de forma sostenible. Podemos incentivar el uso de medios de transporte limpios, como la bicicleta, o el uso del transporte público. Otra opción son los vehículos ecológicos, como los vehículos GLP o vehículos autogas.

     

    Beneficios de la gestión ambiental en la empresa

    Existen múltiples beneficios de minimizar el impacto medioambiental de tu empresa, con el respeto y cuidado del medioambiente como primer fin. Sin embargo, también podemos destacar que, a nivel empresarial:

    • Mejora la imagen de la empresa: Los consumidores prefieren empresas que cuiden el medioambiente.
    • Reduce costes: Mejora el aprovechamiento de recursos disponibles.
    • Atrae nuevos inversores y clientes.
    • Mejora el clima laboral y la satisfacción de los trabajadores.
    • Mejora el acceso a financiación y contratación pública.
    • Obtención de premios y reconocimientos.

     

    Como hemos visto, la aplicación de medidas de gestión ambiental en la empresa no solo es positiva para reducir el impacto en el medioambiente, sino que trae beneficios a la compañía en sí misma, sus trabajadores y la sociedad en su conjunto.

    ¿A qué estás esperando para comenzar a reducir el impacto de tu empresa en el medioambiente? ¿Tienes dudas? ¡En Primagas podemos ayudarte, solicita ya un asesoramiento gratuito!

    ¡Quiero mi asesoramiento personalizado!

    Válvula de radiador termostática: ¿qué es y cómo funciona?
    Programa DUS 5000: Ayudas para energía limpia en pequeños municipios
    Related Posts
    ¿Cómo se ha reducido el consumo energético y las emisiones de CO2 durante la pandemia?
    ¿Cómo se ha reducido el consumo energético y las emisiones de CO2 durante la pandemia?
    Biometano: qué es y situación en España
    Biometano: qué es y situación en España
    Consejos para tener un huerto urbano en casa
    Consejos para tener un huerto urbano en casa

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates