PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Mantenimiento de la caldera

    Mantenimiento de la caldera

    Disponer de una caldera adecuada será fundamental a la hora de conseguir el máximo confort y ahorro energético en casa. Además, independientemente del tipo de sistema que tengamos, siempre será necesario hacer un correcto mantenimiento de la caldera.

    En este sentido, puede que te encuentres un poco desorientado sobre qué tipo de mantenimiento es necesario para tu caldera, qué revisiones o inspecciones obligatorias hay que hacer o quién hace estas revisiones, entre otras dudas que nos pueden surgir.

    Por ello, en este post trataremos de resumirte cuáles son los mejores consejos y trucos para que tu caldera funcione correctamente y cuál es el tipo de mantenimiento adecuado que se le debe dar a esta, centrándonos especialmente en unas de las más usadas: las calderas de gas.

    Así, en primer lugar, debemos diferenciar entre dos aspectos distintos: las inspecciones y las revisiones.

     

    Inspecciones de calderas de gas

    La inspección de una caldera de gas se produce cuando un operario de la empresa distribuidora con la que tienes contratado el suministro de gas, hace una revisión completa y exhaustiva del funcionamiento de toda la instalación. Así, se examinan y se comprueban aspectos como el estado y la eficiencia de las tuberías, las gomas y las llaves o el estado de conservación del contador, entre otros.

    En este caso, y debido al hecho de que es una inspección, son las empresas suministradoras las que se encargan de que la revisión se haga correctamente y cuando es necesaria, teniendo en cuenta que estas deben hacerse aproximadamente cada 4 ó 5 años. De este modo, las mismas empresas avisan al cliente sobre cuándo van a llevar a cabo la inspección, o buscan una fecha alternativa si éste no puede estar presente en el domicilio.

    Si, por el contrario, no queremos que la inspección la lleve a cabo nuestra distribuidora de gas, también existe la posibilidad de hablar con ellos y pedir que sea realizada por una empresa externa de nuestra elección. Así, sería el propio cliente el que contratase a otra empresa habilitada y homologada para hacer la inspección de la caldera, aunque no suele ser lo más habitual.

    El precio de esta inspección puede variar en función de la empresa distribuidora ya que se tendrán en cuenta los gastos fijos de gestión de la empresa y el coste de la propia inspección. Aun así, si el cliente ha elegido otra empresa para la inspección, el precio será el que acuerden ambos; mientras que si lo realiza la distribuidora este precio suele estar regulado por cada comunidad autónoma. En el caso de instalaciones comunitarias en edificios, se suele añadir un sobre coste a la inspección al tener que inspeccionar también la instalación común.

     

    Revisión de las calderas de gas

    Cuando hablamos de la revisión, entonces nos estamos refiriendo a un mantenimiento más periódico, a realizar pequeños exámenes del estado y funcionamiento de la caldera más a menudo. Por lo tanto, el objetivo de las revisiones es verificar el correcto funcionamiento de la propia caldera para garantizar su eficiencia, durabilidad y seguridad.

    Por norma general, las revisiones deben llevarse a cabo cada año o, como máximo, cada dos años, aunque esto puede cambiar en función del equipo térmico que tengamos y las especificaciones técnicas recomendadas por cada marca y fabricante.

    En este sentido, la revisión la lleva a cabo un técnico especialista para mejorar posibles aspectos y asegurarnos una combustión óptima y, como consecuencia, una mayor vida útil y eficiencia de la caldera. Para realizar estas revisiones, lo más recomendable es contactar con el servicio técnico oficial del fabricante de la caldera. Estos serán los que conozcan más a fondo los aspectos técnicos de sus calderas y los posibles problemas que puedan surgir con sus respectivas soluciones.

    Además, en caso de ser necesaria algún tipo de reparación de la caldera, los operarios del servicio técnico oficial del fabricante serán los que nos podrán suministrar recambios originales o un asesoramiento más específico respecto a ello.

    Independientemente de si se trata del servicio técnico oficial del fabricante de la caldera o si se opta por otras empresas de servicios técnicos, hemos de tener en cuenta que estas revisiones deberán ser realizadas por personal especializado y según la normativa vigente española.

    Mantenimiento de la caldera

    Consejos para el mantenimiento de la caldera

    Realizar un correcto mantenimiento de la caldera será fundamental si queremos asegurar su eficiencia energética y seguridad, así como obtener la mayor vida útil de nuestro equipo. Por este motivo, es importante tener en cuenta aspectos como:

    • Realizar la revisión con antelación a la llegada de la época del frío: teniendo en cuenta que los meses más fríos es cuando la caldera aumenta su consumo, es muy recomendable que la revisión se haga dos o tres meses antes ya que la caldera se puede ver afectada si se produce un aumento del consumo súbito.
    • Todas las revisiones deben ser completas y exhaustivas: independientemente de que la caldera o el sistema sea nuevo, es altamente recomendable que la revisión se haga a fondo, teniendo en cuenta todas sus unidades y aspectos técnicos para evitar posibles averías posteriores.
    • Cerrar el paso del suministro antes de realizar el mantenimiento: para garantizar la seguridad, previo a la revisión se deberá cerrar el suministro si se trata de calderas de gas o gasóleo.
    • Mantenimiento preventivo: si queremos mantener la caldera en un estado óptimo, además de las revisiones e inspecciones, podemos aplicar otros trucos como verificar el nivel de agua, fijarnos en las luces indicadoras de alarmas, estar atento a ruidos o elementos que puedan resultar extraños, hacer una limpieza de los equipos periódicamente o verificar el cierre de válvula del combustible, entre otros.

    Con estos consejos y teniendo en cuenta las revisiones e inspecciones que deberán realizarse para llevar a cabo un correcto mantenimiento de la caldera, podremos alargar su vida útil, mejorar nuestra eficiencia energética y lograr un ahorro energético.

    Igualmente, será determinante contar con una caldera eficiente como las calderas de condensación de gas y con un servicio técnico adecuado. Por ello, en Primagas nos encargamos de todo el proyecto de instalación de tu nueva caldera o conexión a una existente, siempre que sea posible, y de las revisiones e inspecciones obligatorias para que puedas disfrutar de las comodidades del gas propano sin preocuparte por nada.

    Si estás fuera de la red de gas y estás pensando en cambiar de gasóleo o electricidad a gas propano, en cambiar de proveedor o tu vieja instalación de bombonas por un depósito, o estás construyendo una vivienda, en Primagas tenemos una solución para ti. Contáctanos y nuestro equipo técnico especializado te asesorará sin ningún tipo de compromiso.

    Quiero saber más

    Tipos de calefacción: los sistemas más eficientes
    ¿Cómo elegir una caldera para suelo radiante?
    Related Posts
    Energías renovables y gas: combinación eficiente y sostenible
    Energías renovables y gas: combinación eficiente y sostenible
    Gas propano para comunidades de vecinos
    Gas propano para comunidades de vecinos
    Depósito de gas propano en propiedad o alquilado
    Depósito de gas propano en propiedad o alquilado

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates