PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    GLP y Primagas, sinónimos de seguridad

    Instalación_Persona_Ulpiano_5084

    Pese a que el gas licuado es una fuente energética muy segura en cualquiera de sus formatos, su utilización requiere siempre de las mejores prácticas para evitar posibles contratiempos derivados de un uso incorrecto.

    Por eso, en Primagas, celebramos durante esta semana la “Semana de la Seguridad”; siempre es conveniente tener presentes estas buenas prácticas y llevarlas a cabo de la mejor manera posible. Y es que, en Primagas, la seguridad es nuestra prioridad número 1, tanto la de nuestros clientes, como la de nuestros propios empleados y colaboradores.

    Si bien es cierto que la seguridad forma parte de nuestro día a día, son dos los momentos a destacar donde la exigencia es máxima:

    • Momento de ejecutar la instalación donde el foco recae sobre el proceso de colocación y conexión del depósito: valoración de distancias, válvulas de seguridad, configuración de la instalación y sistemas de defensa contra incendios, tales como extintores o tomas de agua.
    • Vida útil de la instalación donde la seguridad queda garantizada por las inspecciones periódicas oficiales, los mantenimientos preventivos y el servicio de emergencias y asistencia las 24 horas del día.

    Para garantizar esta seguridad y gozar de una tranquilidad total, durante esta semana, queremos compartir contigo cinco consejos esenciales a tener en cuenta.

     

    Conocer los elementos de la instalación exterior. Una instalación exterior de GLP está compuesta por los siguientes elementos:

    Partes depósito

    1. Toma de gas: Dispone de una válvula que permite o impide el paso del gas a la instalación. El actuador de la válvula (de color rojo) suele cerrarse en caso de ausencia prolongada o ante incidentes que requieran el corte el suministro de gas.
    2. Válvula de seguridad: Esta válvula funciona en el caso de presión anormal en el depósito, que se abre dejando escapar gas hasta que la presión vuelve a ser normal. Si esto ocurre, contactar con Primagas.
    3. Regulador y limitador: Cualquier manipulación debe ser realizada por el instalador autorizado de Primagas.
    4. Boca de llenado: Punto de llenado de gas del depósito que realiza el profesional de Primagas.
    5. Toma de fase líquida: Permite el vaciado del depósito en caso de ser transportado. Esta operación sólo puede realizarse por el personal autorizado de Primagas
    6. Indicador de nivel magnético: Indica el porcentaje de gas líquido que queda en el depósito (nunca los kg o litros que quedan). Si la aguja señala entre el 20% y el 30%, llama para hacer tu pedido. Por motivos de seguridad, el nivel no debe superar el 85%.

    Conocer los principales elementos que forman parte tu instalación exterior, ayudará a garantizar que cualquier manipulación que se hace por personal autorizado se realiza en condiciones de máxima seguridad:

     

    Precauciones de seguridad en tu instalación exterior. El GLP es un gas inflamable por lo que, si en algún momento debes acercarte a alguno de los elementos mencionados anteriormente, deberías tener en cuenta las siguientes precauciones básicas de seguridad:

    • No está permitido usar el teléfono móvil cerca de la instalación.
    • Nunca se debe encender fuego en la instalación exterior.
    • Fumar está totalmente prohibido.

    En tu instalación encontrarás un cartel que te recordará estas sencillas instrucciones de seguridad cada vez que debas acceder a la instalación. Además, en el mismo cartel podrás ver el número de teléfono al que deberías llamar en caso de detectar alguna incidencia que requiera una asistencia técnica urgente.

     

    Seguridad Gas

     

    Qué hacer en caso de emergencia en la instalación exterior. Cómo no podía ser de otra manera, el punto fundamental en caso de darse una emergencia en la instalación exterior es el ponerse en contacto con Primagas con la mayor celeridad posible. Además, siempre y cuando sea posible y no entrañe ningún riesgo, es de vital importancia llevar a cabo las siguientes acciones:

    • Cerrar la llave del gas del depósito (o multiválvula).
    • Impedir la aproximación de personas y vehículos hacia el depósito.
    • Evitar fuegos o focos de inflamación alrededor del depósito, así como material eléctrico que pueda producir chispas (cámaras fotográficas, móviles, etc.)
    • Para detectar una posible fuga, jamás utilizar llama alguna; simplemente utilice agua jabonosa.

     

    Revisiones y mantenimientos preventivos: Realizar un mantenimiento adecuado de las instalaciones es un aspecto básico para garantizar que se cumplen todas las medidas de seguridad necesarias y que el funcionamiento es el adecuado. Además, para garantizar que las revisiones e inspecciones se ajustan a los estándares adecuados, éstas deben seguir lo que se especifica en el “Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias ICG 01 al 11 (Real Decreto 919/2006)”.

    La normativa aplicable establece la periodicidad de las revisiones periódicas dependiendo del tipo de instalación:

    • Instalaciones de almacenamiento que alimentan a redes de distribución: revisión cada dos años.
    • Resto de instalaciones de almacenamiento: la periodicidad de su revisión coincidirá con la de la instalación receptora, establecida en la ITC-ICG 07, debiéndose realizar ambas revisiones de forma conjunta.

    El principal objetivo de las operaciones de revisión y mantenimiento es garantizar que la instalación es apta para su funcionamiento y que es totalmente estanca. Esto se realiza verificando todos los elementos de la instalación. A continuación, se pueden ver algunas de las acciones que se llevan a cabo durante el mantenimiento de una instalación de GLP:

    • Posibles puntos de corrosión
    • Funcionamiento de elementos de control y medida
    • Estado de los anclajes, drenajes y cerramientos
    • Comprobación de la estanqueidad desde los elementos del depósito hasta la llave de entrada de gas al edificio.
    • Verificar la ausencia de material combustible, puntos de inflamación o equipos eléctricos no protegidos, así como otros elementos ajenos a la instalación.

    En general, las operaciones de mantenimiento permiten controlar todos aquellos aspectos que puedan afectar a la seguridad o buen funcionamiento de la instalación de GLP. Estas operaciones se llevan a cabo siempre por empresas instaladoras autorizadas con personal cualificado.

    Además de los mantenimientos del conjunto de la instalación de GLP, existen otras revisiones que se efectúan a diferentes elementos de la instalación tales como las pruebas periódicas de presión, que garantizan que el depósito de gas está en las condiciones de seguridad y funcionamiento adecuadas. Esta prueba suele hacerse cada 15 años, aunque dependiendo del tipo de depósito esta periodicidad puede variar. Estas operaciones se llevan a cabo por un organismo de control que estará asistido por una empresa instaladora autorizada.

    En Primagas también realizamos el mantenimiento preventivo de las instalaciones. La periodicidad de estos mantenimientos no está estipulada por la normativa, pero puede ir desde una vez al año o una vez cada dos años, dependiendo del tipo de depósito y sus características (enterrado, aéreo, capacidad, etc.).

    Instalación interior

    Qué hacer en caso de emergencia en la instalación interior. En una instalación de gas, aplicar las medidas de seguridad oportunas son tan importantes en el exterior, como en el interior. Por eso, y con el objetivo de minimizar riesgos en el interior de la vivienda o negocio, las sencillas prácticas que desde Primagas recomendamos son:

    • Favoreces una buena ventilación
    • Realizar una revisión de la instalación interior cada 5 años
    • Asegurarse de que todas las personas implicadas conozcan la ubicación de las llaves de seguridad del gas.

    No obstante, y si aun con todas estas medidas preventivas, surge una emergencia por fuga de gas en el interior, una vez más el primer punto será ponerse en contacto, siempre desde un punto exterior, con el personal autorizado a través del teléfono 902 117 138. Además, y siempre y cuando sea posible realizarlo sin asumir riesgos, los pasos a dar siempre serán:

    • Cerrar la llave de paso general de gas:
    • Llave vertical: Posición abierta
    • Llave horizontal: Posición cerrada
    • No accionar ningún interruptor ni aparato eléctrico.
    • Hacer que circule el aire abriendo puertas y ventanas; el gas propano pesa más que el aire, de manera que se acumula en el suelo.
    • No encender ninguna llama ni utilizar el teléfono móvil allá donde huela a gas.

     

    El gas licuado es un elemento fiable que no supone ningún riesgo si el uso que se realiza es el adecuado. Desde Primagas, y en particular desde nuestro Departamento de Salud y Seguridad, velamos por tu seguridad y la de los tuyos. Por eso y ante cualquier duda o comentario que pueda surgir, nos encontrarás siempre disponibles para informarte de lo que necesites.

    ¿Propano o butano? ¿Qué opción me conviene?
    Bombonas o depósito de gas: ¿Qué necesito?
    Related Posts

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates