PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Gases de Efecto Invernadero (GEI): qué son, causas y consecuencias

    Gases de Efecto Invernadero (GEI)

    Cuando hablamos de cambio climático y calentamiento global, son muchas las ocasiones en las que se hace referencia a los Gases de Efecto Invernadero (GEI). Sin embargo, no todos tienen influyen por igual ni proceden de las mismas fuentes.

    Por este motivo, en este post definiremos qué son los Gases de Efecto Invernadero (GEI), cuáles son sus causas y sus consecuencias, cómo influyen en el calentamiento del planeta y cómo podemos reducir sus emisiones.

     

    ¿Qué son los Gases de Efecto Invernadero (GEI)?

    Los Gases de Efecto Invernadero, comúnmente abreviados como GEI, son aquellos gases que se acumulan en la atmósfera terrestre y que son capaces de absorber la radiación infrarroja del sol. Como consecuencia, retienen y aumentan el calor en la atmósfera. Esto es lo que se conoce como el Efecto Invernadero.

    De este modo, el Efecto Invernadero es el fenómeno natural que permite mantener las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida en nuestro planeta.

    Los principales Gases de Efecto Invernadero son de origen natural y son esenciales para el desarrollo de la vida en el planeta. Esto es así ya que gracias a estos gases se consigue mantener una temperatura para que exista vida en el planeta. La temperatura media del planeta se sitúa en unos 15 ºC, mientras que si estos gases no existieran sería de unos -18 ºC.

    Los gases de efecto invernadero más importantes son el dióxido de carbono (CO2), el vapor de agua, el ozono (O3), el metano (CH4), el óxido nitroso (N2O) y el hexafluoruro de azufre (SF6).

     

    Fuentes y causas de los Gases de Efecto Invernadero (GEI)

    Entonces, si hemos dicho que gran parte de estos Gases de Efecto Invernadero (GEI) son esenciales para el desarrollo de la vida, ¿por qué se les relaciona con el cambio climático y el calentamiento global?

    Los gases de efecto invernadero no son un problema en sí. Este llega cuando incrementa la concentración de estos gases de forma antropogénica, es decir, cuando son fruto de la actividad humana. Como consecuencia, se produce un aumento de la temperatura media del planeta, con los efectos perjudiciales que ello conlleva: desertificación, incendios, deshielo, tormentas, inundaciones…

    Sin embargo, ¿cuáles son las principales causas del aumento de los Gases de Efecto Invernadero (GEI)? Pues, principalmente, es la actividad humana la causante de un incremento en la concentración de estos gases. Las principales fuentes de emisión de GEI de origen antropogénico son la electricidad y la calefacción, la agricultura y otros usos del suelo, la industria, el transporte, otras fuentes de energía y la construcción. 

    GEILos gases de efecto invernadero de origen antropológico que más inciden en el calentamiento global son:

    • El dióxido de carbono (CO2): las emisiones de CO2 son las principales responsables del calentamiento global. Este gas tiene su origen en el uso de combustibles contaminantes, la deforestación o la producción de cemento y otros bienes. Para que nos hagamos una idea de la magnitud del problema, se considera que, desde el inicio de la Revolución Industrial, se ha producido un aumento del 45% en la concentración atmosférica del dióxido de carbono.
    • El metano (CH4): el metano tiene su origen en actividades humanas como la agricultura, la ganadería, el tratamiento de aguas residuales o el empleo de combustibles contaminantes, entre otros.
    • El ozono troposférico (O3): en este caso, la fuente principal de este gas es la quema de combustibles contaminantes.
    • El óxido nitroso (N2O): su emisión procede, en gran medida, del uso de fertilizantes y combustibles.
    • Compuestos halogenados (CFC, HCFC, HFC, PFC, SF6 y NF3): por último, los compuestos halogenados provienen de la producción química mediante procesos como la climatización y la refrigeración, el sector metalúrgico, el sector eléctrico…

     

    Consecuencias del aumento de los Gases de Efecto Invernadero (GEI)

    Como hemos comentado anteriormente, la principal consecuencia de un incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero es el calentamiento global. A su vez, este aumento de las temperaturas comporta:

    • Efectos ambientales: como el aumento de la temperatura del mar, el deshielo de los polos, la subida del nivel del mar, la desertificación, el aumento de fenómenos climáticos extremos con mayores tormentas, inundaciones, incendios…
    • Efectos perjudiciales en los ecosistemas y la biodiversidad: íntimamente relacionados con los efectos ambientales, el aumento de los gases de efecto invernadero y del calentamiento global puede provocar, entre otros, extinciones masivas de especies. Al mismo tiempo, pone en peligro la subsistencia de la vida humana en el planeta.
    • Efectos económicos y sociales: igualmente, el incremento de los GEI puede generar cambios en la producción agrícola, daños en las infraestructuras actuales de transporte, efectos sobre la salud de las personas…

     

    ¿Cómo podemos reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI)?

    Con el objetivo de frenar el calentamiento global y mitigar los efectos del cambio climático, es esencial tomar acciones para lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero como el CO2.

    Para ello, uno de los principales elementos sobre el cual podemos decidir para reducir estas emisiones es apostando por energías más sostenibles y renovables, mediante las cuales estaremos protegiendo el medio ambiente. La transición energética es un principio que no debe dejarse de lado si queremos encaminarnos hacia un futuro más sostenible y eficiente. 

    En Primagas estamos 100% comprometidos con la creación de un futuro sostenible y trabajamos para que nuestras soluciones energéticas sean cada vez más renovables. Por ello, estamos orgullosos de presentar nuestra nueva solución energética de origen renovable: el biopropano. Con la misma eficiencia, poder calorífico y aplicaciones que el gas propano convencional, pero con una reducción de las emisiones de CO2 hasta de un 80%.

    Descubre nuestro biopropano

    GNL para el transporte marítimo: hacia una movilidad más sostenible
    Consumo responsable de energía: cómo ser un consumidor responsable
    Related Posts
    Biocombustibles: qué son, tipos, ventajas y desventajas
    Biocombustibles: qué son, tipos, ventajas y desventajas
    Consumo responsable de energía: cómo ser un consumidor responsable
    Consumo responsable de energía: cómo ser un consumidor responsable
    GNL para el transporte marítimo: hacia una movilidad más sostenible
    GNL para el transporte marítimo: hacia una movilidad más sostenible

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates