PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Contaminación industrial: prevención y reducción

    contaminación industrial

    Inevitablemente el ser humano, a medida que pasa el tiempo, va dejando su huella en el planeta que habita. Una huella que, en muchas ocasiones, afecta de forma muy negativa al territorio. Esta huella negativa se ha incrementado progresivamente con la expansión de los procesos industriales. De hecho, la contaminación industrial es, hoy en día, una de las mayores causas del deterioro del medio ambiente.

    En la Cumbre de Río de la ONU celebrada en 1992, los países miembros se comprometieron a reducir el impacto negativo del desarrollo industrial sobre el planeta Tierra. Sin embargo, décadas después la situación no ha mejorado mucho. Los datos sobre la contaminación industrial y el cambio climático son cada vez más preocupantes.

    En este artículo queremos hablarte más a fondo de la contaminación industrial, de sus implicaciones y de por qué resulta vital regularla de forma urgente.

     

    ¿Qué es la contaminación industrial?

    Cuando hablamos de contaminación industrial nos referimos a la emisión de sustancias dañinas, tóxicas o peligrosas resultantes de los procesos industriales al medio natural. Estas emisiones pueden ser vertidos al suelo, vertidos a cauces de agua, emisiones a la atmósfera o ruidos al entorno, entre otros.

    Las causas principales de la contaminación industrial son la quema a gran escala de combustibles fósiles (como el petróleo, el carbón, etc.) y los vertidos de aguas residuales.

     

    Impacto de la actividad industrial en el medioambiente

    Desde que estas sustancias nocivas que derivan de los procesos industriales se liberan al medio, se van acumulando en el agua, en el aire, en el suelo, en los alimentos e incluso en los tejidos que portamos. A medida que pasa el tiempo, estos residuos amenazan nuestra salud y la del planeta que habitamos.

    El impacto de las actividades industriales en el medioambiente es a veces puntual y devastador, como ocurrió con el desastre de Chernobyl. Otras veces el impacto es muy localizado y persistente en el tiempo por la continuidad de la actividad que lo provoca, como ocurre por ejemplo en algunas áreas urbanas industrializadas.

    Aproximadamente, un 78% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provenían de actividades vinculadas al procesado de la energía (sector energético, transporte e industrias manufactureras). El 22% de las emisiones restantes se atribuían al sector agrícola, a los procesos industriales sin combustión y a la eliminación de residuos.

     

    La Directiva Europea sobre emisiones industriales

    La Directiva Europea sobre emisiones industriales (IED) es un acto legislativo aprobado en el año 2010 con el objetivo de contribuir a la prevención y a la reducción de la contaminación industrial.

    Esta normativa se aplica a una serie de industrias específicas: sectores de actividades energéticas, producción y transformación de metales, industria minera, industria química, gestión de residuos, cría de animales, etc. Se estima que esta normativa afecta a 50.000 empresas industriales de toda Europa.

    En este contexto surge la Autorización Ambiental Integrada (AAI), un permiso que posibilita la explotación de una instalación industrial bajo determinadas condiciones diseñadas para garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental. Este permiso resulta indispensable para que las industrias citadas anteriormente puedan ejercer su actividad.

    En 2022, la Comisión Europea ha presentado propuestas para actualizar la Directiva Europea sobre emisiones industriales aprobada en 2013. El marco legislativo vigente se revisará con nuevas medidas. Entre los principales cambios destacan:

    • Permisos más eficaces para las instalaciones y menos excepciones
    • Se creará un Centro de Innovación para la Transformación Industrial y las Emisiones (INCITE), que ayudará a la industria a buscar soluciones para reducir su impacto ambiental.
    • Se respaldará la inversión del sector industrial en economía circular
    • Se establecerán sinergias entre la descontaminación y la descarbonización
    • Este marco legislativo se aplicará también a las ganaderías intensivas, a la extracción de minerales y a la producción a gran escala de baterías
    • Se fomentará la transparencia y la participación pública en la concesión de permisos

     

    Principios y herramientas para la prevención de la contaminación industrial

    De cara a prevenir la contaminación industrial son indispensables las siguientes acciones:

    • Educación ambiental: La educación ambiental de los estudiantes universitarios es muy relevante ya que será necesario proporcionar a los futuros profesionales, las herramientas para entender y generar cambios en su entorno personal y en las políticas de sus futuros centros de trabajo en relación con el medioambiente.
    • Capacitación de los trabajadores: De cara a prevenir la contaminación industrial, se recomienda llevar a cabo la implementación de una estrategia permanente para minimizar los residuos generados por una empresa. Implicar y formar a los trabajadores para reducir el impacto ambiental de la actividad de la empresa será vital.
    • Realizar inspecciones ambientales: Las inspecciones ambientales tienen la misión de garantizar la aplicación y cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección ambiental.

     

    Cómo reducir la contaminación industrial

    Si bien la actividad industrial resulta clave para el desarrollo humano y no se puede frenar, lo cierto es que las empresas pueden adoptar medidas para reducir la contaminación industrial. A continuación, citamos algunas de las principales:

    • Trabajar con materiales no contaminantes: Se recomienda adquirir materias primas libres de impurezas o de trazas tóxicas. El objetivo es evitar el uso de sustancias nocivas o potencialmente peligrosas.
    • Utilizar energías limpias: Es cuando toma relevancia la conocida transición energética. Las empresas industriales deben utilizar un suministro energético limpio, sustituyendo energías altamente contaminantes por energías más limpias, como las renovables, el gas propano o el biopropano
      Quiero saber más
    • Fomentar los consumos responsables y eficientes: Se deben optimizar los recursos, de manera que se consuman solo aquellos que sean necesarios. Apostar por la eficiencia, tanto energética como productiva, será fundamental para reducir la contaminación industrial de un determinado organismo.
    • Minimizar los residuos: De cara a reducir los residuos generados por la empresa se recomienda trabajar sobre las siguientes acciones: manejo más estricto del inventario, modificación de los procesos productivos, reducción del volumen de residuos y recuperación de residuos.

    Sin lugar a duda, en el contexto ambiental actual, todas las empresas, pequeñas, medianas y grandes, deben contribuir a la reducción de la contaminación y el impacto ambiental. Solo de esta manera podremos garantizar el mantenimiento del planeta tal y como lo conocemos.

    Y tú empresa, ¿ya adopta medidas para frenar la contaminación industrial? ¡Cuéntanos en los comentarios!

    Gastroturismo: ¿qué es y cómo aplicarlo en tu establecimiento?
    Related Posts
    ¿Qué es el hidrógeno verde y cómo puede contribuir a la descarbonización?
    ¿Qué es el hidrógeno verde y cómo puede contribuir a la descarbonización?
    ¿Cómo se ha reducido el consumo energético y las emisiones de CO2 durante la pandemia?
    ¿Cómo se ha reducido el consumo energético y las emisiones de CO2 durante la pandemia?
    Biometano: qué es y situación en España
    Biometano: qué es y situación en España

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates