PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Cómo mantener el calor en casa: trucos y consejos para no pasar frío

    Mantener el calor en casa

    Con la llegada del invierno y del frío, tu factura energética suele experimentar cambios notables. Sin duda, disponer de un suministro energético y un buen aislamiento son indispensables para mantener una temperatura confortable en el hogar y a su vez, evitar los posibles sobrecostes derivados de un uso desproporcionado de la calefacción. Por ello, en este post, queremos compartir contigo algunos trucos y consejos para ayudarte a mantener el calor en casa.

     

    ¿Cuál es la temperatura ideal para mantener el calor en casa?

    Según IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la temperatura ideal del hogar es de 21º. Esta se considera la temperatura necesaria mantener el calor en casa, sin pasar frío, pero también sin desperdiciar energía.

    Cabe mencionar que cada grado adicional por encima de los citados 21º supone, aproximadamente, un gasto adicional de 35 euros anuales. De la misma manera, se recomienda apagar la calefacción por la noche y volver a encenderla por la mañana, una vez se hayan ventilado las estancias.

     

    Consejos para mantener el calor en casa

    A continuación, vamos a darte algunas ideas que podrás poner en práctica para mantener tu casa caliente y no pasar frío en las épocas de temperaturas más bajas del año:

    1. Contar con un buen aislamiento: Aislar bien los muros de tu vivienda y las ventanas es el primer paso para frenar el frío. Los sistemas y materiales eficientes pueden reducir hasta un 70% las pérdidas de calor de tu hogar. Las ventanas con rotura de puente térmico, las soluciones de poliuretano (PUR) o las soluciones de poliestireno extruido (XPS), entre otros, son grandes aliados de cara a ahorrar energía y reducir el importe de la factura energética.
    2. Revisión y mantenimiento de los sistemas y equipos energéticos de la vivienda: Revisar periódicamente el buen estado de nuestro sistema de calefacción, incluyendo calderas, tuberías, radiadores, termostatos, etcétera, nos ayudará a evitar posibles averías o fugas, que podrían generar derroches energéticos.
    3. Aprovecha al máximo la luz solar: Aunque resulte una obviedad, no está de más recordarlo. Trata de aprovechar todo lo posible la luz del sol. Si bien es cierto que en invierno la luz solar escasea, tenemos que tratar de sacarle el máximo partido. En la medida de lo posible, es conveniente dejar las cortinas y las persianas abiertas durante el día para que entre la luz solar y cerrarlas cuando caiga la noche para evitar que entre a la vivienda el aire frío.
    4. Utiliza energías eficientes y limpias: Lo cierto es que fuentes energéticas como el carbón, el gasóleo o la electricidad suspenden en eficiencia energética, especialmente en el ámbito de la calefacción. Utilizar energías como el gas natural, el gas propano, el biopropano o energías alternativas para mantener el calor en casa no solo te resultará más económico, sino que además te ayudará a reducir el impacto medioambiental de tus consumos. En este sentido, el gas no solo es una energía limpia y segura, sino que destaca por su eficiencia. El rendimiento de una caldera de gas es superior al 100% y puede generar ahorros de hasta un 30% de energía con respecto a una caldera convencional. Elegir un buen proveedor también será un paso importante de cara a evitar que tu factura energética se dispare en los meses fríos.
      Descubre nuestro biopropano
    5. Radiadores eficientes: Utiliza radiadores y electrodomésticos eficientes, que consumen menos energía para generar la misma cantidad de calor. Antes de comprar unos radiadores u otros, fíjate en su etiqueta energética y decántate por el más eficiente (A+++, A++, o A+).
    6. No tapar ni cubrir los radiadores: Evita colocar muebles delante de los radiadores, puesto que estos frenarían la expansión del calor. De la misma manera, tampoco utilices estos aparatos para tender la ropa. Si se limita la salida del aire caliente de los radiadores, el consumo energético será mayor y, en consecuencia, aumentará el importe de la factura mensual.
    7. La decoración puede ser tu gran aliada: Incorporar cortinas, persianas, moquetas o alfombras en tu hogar es, sin lugar a duda, una gran idea para mantener el calor en casa. Estos elementos ayudar a aislar la casa y a frenar la entrada del frío.
    8. Utiliza la calefacción solo en las estancias que vayas a utilizar: Trata de zonificar tu vivienda. No actives la calefacción en las estancias que no vayas a utilizar o durante las horas que no estás en casa. En la actualidad, existen dispositivos y tecnologías inteligentes que detectan la presencia y los hábitos de los residentes para activar la calefacción de manera automática, únicamente cuando sea requerida.
    9. Utiliza termostatos inteligentes: La información es poder. Tener controlada la temperatura que se registra en las diferentes estancias de tu vivienda utilizando dispositivos de medición inteligentes te ayudará a obtener una visión integral de tu sistema de calefacción. Podrás identificar si algo no va bien o si estás abusando de la calefacción.

     

    ¿Buscas un suministro energético eficiente que te ayude a mantener tu casa caliente?

    Sin lugar a duda, proteger tu vivienda con un buen aislamiento y apostar por la contratación de un suministro energético eficiente será fundamental para ayudarte a mantener el calor dentro de tu vivienda, sin que tu factura energética se dispare.

    El ahorro energético no solo te proporcionará importantes beneficios económicos, sino que reducirá las emisiones contaminantes y contribuirá a proteger la salud de nuestro planeta.

    Tanto el gas propano como el biopropano se posicionan como grandes alternativas a tener en cuenta de cara a alcanzar los mencionados objetivos en el camino de la transición energética. Si lo deseas, ponte en contacto con nuestro equipo para solicitar información sin ningún tipo de compromiso. ¡Te responderemos en la mayor brevedad!

    Gases renovables: ¿qué papel tienen en la economía circular y la descarbonización?
    Cómo entender la factura del gas
    Related Posts
    Certificado energético para locales comerciales
    Certificado energético para locales comerciales
    Calefacción ecológica: tipos de sistemas de calefacción sostenibles y eficientes
    Calefacción ecológica: tipos de sistemas de calefacción sostenibles y eficientes
    Eficiencia y ahorro energético en residencias y centros geriátricos
    Eficiencia y ahorro energético en residencias y centros geriátricos

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates