PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    ¿Cómo elegir una caldera para suelo radiante?

    caldera para suelo radiante

    Si estás pensando en cambiar a un sistema de calefacción más eficiente, en hacer una reforma o estás construyendo una nueva casa y te estás planteando qué tipo de calefacción escoger para tu hogar, es probable que el suelo radiante sea una de las opciones que has valorado y que te hayas preguntado qué caldera para suelo radiante debes elegir para lograr el mejor rendimiento.

    El suelo radiante es un sistema de calefacción que ofrece comodidad, confort y un bajo consumo, especialmente, si se usa con una caldera de condensación a gas. En este sentido, trataremos de explicarte cómo funciona este sistema, sus principales características y qué caldera es la más adecuada para una eficiencia óptima.

     

    ¿Qué es el suelo radiante?

    El suelo radiante es uno de los sistemas de calefacción más eficientes que podemos encontrar en el mercado. Se trata de un sistema que se instala bajo el suelo y que, por lo tanto, cuenta con la principal ventaja de distribuir el calor de forma uniforme por todo el hogar.

    En relación a ello, existen dos tipos de suelo radiante: el suelo radiante por agua y el suelo radiante eléctrico.

     

    Suelo radiante por agua

    Consiste en la instalación de una red de tubos bajo el suelo de nuestra vivienda, a través de los cuales circulará el agua caliente, a una temperatura de entre 30 y 45 grados. Para que esto ocurra el sistema deberá estar conectado a una caldera de condensación de gas o bomba de calor que genere el agua caliente para que, posteriormente, pueda ser distribuida a través del suelo radiante.

    Este sistema funciona de forma óptima sin necesidad que el agua tenga que estar a temperaturas excesivamente elevadas para conseguir un gran confort, hecho que nos permitirá potenciar el ahorro energético gracias a su eficiencia y evitar problemas de mala circulación por exceso de calor.

    El suelo radiante por agua, además, está considerado un sistema de alta inercia térmica, de modo que es más eficiente hacer un uso continuado para que se caliente la vivienda y se mantenga el calor, sin tener que encender o apagar constantemente la calefacción.

    Del mismo modo, el suelo radiante por agua permite controlar su regulación a través de la programación de los diferentes termostatos. A pesar de ser un circuito único continuo, si se quiere optar por regular de forma aislada diferentes zonas del hogar, se pueden instalar válvulas de zona para lograrlo.

     

    Suelo radiante eléctrico

    El suelo radiante eléctrico funciona mediante la instalación de una resistencia eléctrica bajo el suelo que se encarga de transformar la energía eléctrica en calor, de modo que no requiere de una caldera para su funcionamiento. En este caso, la instalación se lleva a cabo mediante un circuito de cable o malla calefactora que se coloca encima de una lámina aislante para convertir el suelo en una fuente de calor uniforme.

    Se trata de un sistema que proporciona un alto confort de forma inmediata ya que el calor se emite de forma directa, lo que facilita el control de la temperatura del hogar. Del mismo modo, también es posible hacer una regulación individual de distintas zonas de la casa mediante cronotermostatos.

    Sin embargo, su principal desventaja gira entorno al gran consumo eléctrico que se genera, lo que se traducirá en un aumento considerable en la factura eléctrica.

     

    ¿Suelo radiante por agua o eléctrico?

    Cuando haya que elegir entre un suelo radiante por agua o eléctrico, habrá que tener en cuenta diferentes aspectos como la ubicación de la vivienda, la orientación o metros a calefactar o las necesidades del hogar, entre otros. Aun así, por norma general, siempre que sea posible se recomienda instalar el suelo radiante por agua debido a su alta eficiencia energética. De este modo, si queremos evitar grandes consumos eléctricos, siempre será mejor opción optar por el suelo radiante por agua mediante una caldera de condensación de gas.

    Cuando no sea posible instalar un suelo radiante por agua, será entonces cuando habrá que decantarse por el eléctrico, con su rapidez de respuesta y rápida instalación como principales ventajas.

    Si a tu vivienda no llega la red de suministro de gas natural, sigues teniendo la posibilidad de instalar un sistema de suelo radiante por agua mediante una caldera de condensación de gas propano, una opción ideal para aquellas zonas que quedan fuera de la red de gas gracias a su alta eficiencia y al precio del propano, inferior al de otras fuentes energéticas.

    Descubre las soluciones Primagas para tu hogar

     

    Ventajas y desventajas del suelo radiante

    Como hemos comentado, la principal ventaja de este sistema de calefacción reside en la distribución uniforme del calor por todas las estancias de la vivienda. Aun así, existen otros beneficios:

    • Es silencioso y se evitan los movimientos de aire o la sequedad ambiental, lo que nos puede proporcionar un confort adicional.
    • No tiene impacto estético ya que su instalación bajo el suelo permite contar con un sistema de climatización invisible y que no ocupa espacio.
    • Es un sistema que puede adaptarse prácticamente a cualquier vivienda, ya sea de nueva construcción o más antigua.
    • Para su funcionamiento, precisa de una temperatura baja de impulsión del agua, alrededor de unos 30 ó 45 grados, frente a los radiadores clásicos, que necesitarán entre unos 60 y 75 grados; de modo que requerirá de menos energía para calentar el hogar.
    • Su eficiencia energética es mucho mayor si se usa mediante calderas de condensación de gas.

    En cuanto a sus principales inconvenientes, hay que destacar que para su instalación es necesario levantar el suelo de la vivienda -en ocasiones no es compatible con todos los tipos de suelo- y que, en función del suministro energético que se use, puede resultar más caro, como sería el caso si se usara electricidad.  

     

    ¿Qué caldera elegir para el suelo radiante?

    Como ya hemos comentado, la mejor opción para lograr una eficiencia energética óptima con un suelo radiante es optar por una caldera de condensación a gas para generar el agua caliente, que luego será distribuida a través del suelo radiante.  

     

    Caldera de condensación

    La caldera de condensación a gas es uno de los sistemas de calefacción modernos más eficientes, ya que aprovechan el calor que produce la condensación de los humos de la combustión para volver a calentar el agua, hecho que hace que necesitemos menos energía para conseguir la misma temperatura que en otros sistemas.

    Así, las principales ventajas de una caldera de condensación se basan en:

    • El ahorro energético: gracias a su eficiencia y el menor coste del combustible frente a otros sistemas como aquellos que funcionan con energía eléctrica, lograremos un gran ahorro energético y económico.
    • Es una energía limpia: la caldera de condensación funciona con el gas natural o gas propano como combustible, una de las fuentes energéticas más limpias y bajas en carbono que existen, lo que reducirá las emisiones de CO2 y tu huella de carbono.
    • Amortización de la inversión inicial: a pesar de que la instalación de una caldera de condensación pueda tener un coste más elevado, ésta se rentabiliza rápidamente gracias a su alta eficiencia y bajo coste del combustible si lo comparamos con otros sistemas.
    • Ofrece la posibilidad de estar encendida todo el día con un bajo consumo: esto permitirá olvidarte de encender y apagar la calefacción a menudo y disfrutar del confort en tu hogar.

    Si estás fuera de la red de gas natural y estás pensando en instalar calefacción por suelo radiante mediante una caldera de condensación de gas propano y empezar a ahorrar, ponte en contacto con nosotros y nuestro equipo técnico especializado te asesorará sin ningún tipo de compromiso.

    caldera de condensación

     

    Mantenimiento de la caldera
    Cómo relanzar tu negocio tras la crisis del coronavirus
    Related Posts
    Trucos para ahorrar energía haciendo teletrabajo
    Trucos para ahorrar energía haciendo teletrabajo
    Trucos para ahorrar energía en verano
    Trucos para ahorrar energía en verano
    Tipos de calefacción: los sistemas más eficientes
    Tipos de calefacción: los sistemas más eficientes

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates