PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Prepárate para el frío con una caldera de gas

    caldera de gas

    La llegada del invierno hace que pasemos más tiempo en casa y que la calefacción se convierta en nuestro mayor aliado. Precisamente por ello, para garantizar el confort en el hogar durante los meses más fríos y evitar que nuestra factura energética se dispare, es importante disponer de un buen sistema de calefacción, eficiente y rentable, como una caldera de gas.

    Son varios los sistemas de calefacción dispones hoy en día. En España, los más comunes son el gas y la electricidad. Las ventajas de una caldera gas frente a una caldera eléctrica son muy numerosas. Por ello, y ahora que el invierno ya está aquí, en este post vamos a hablarte de las calderas de gas y de sus ventajas principales.

     

    ¿Qué calderas de gas existen? Tipos

    Hoy en día, en el mercado se comercializan distintos tipos de calderas de gas. Estas son las principales:

    • Caldera de gas estanca: En estas calderas, la cámara en la que se produce la combustión del gas es totalmente hermética. No consume el oxígeno en el interior del local. Son equipos bi-tubulares; a través de un conducto absorben el aire exterior y a través del otro, se extraen los gases tóxicos y se eliminan mediante unas tuberías de ventilación.
    • Caldera de gas de bajo NOX: Son también calderas estancas, pero sus emisiones de NOX (óxido de nitrógeno) son más bajas. Son, por tanto, más respetuosas con el medio ambiente. Utiliza también el oxígeno del exterior. En este caso, el quemador se ve refrigerado por un circuito de agua, de manera que se reduce la temperatura y se minimizan las emisiones contaminantes.
    • Caldera de gas atmosférica: La caldera de gas atmosférica, al contrario de las calderas estancas, cuenta con una cámara de combustión abierta. El oxígeno que utiliza se encuentra en el mismo local. Estos equipos son menos eficientes y más contaminantes. Además, los gases de combustión permanecen dentro de la vivienda.
    • Caldera de gas de condensación: Son los equipos más innovadores. Se trata de una evolución revolucionaria de las tradicionales calderas estancas. La caldera de gas de condensación, también estanca, reaprovecha la energía generada a partir del vapor de agua en la combustión del gas. Esto las convierte en las calderas de gas más eficientes.

    caldera de gas

    Caldera de gas más eficiente: caldera de condensación a gas

    Por sus prestaciones, la caldera de gas de condensación resulta la más eficiente de todas. Se trata de uno de los sistemas más modernos e innovadores de calefacción. Su principal ventaja es que reutilizan el calor producido a través de la combustión para volver a calentar el agua. Así, este equipo requiere menos consumos energéticos para conseguir la misma temperatura que en otros sistemas. Entre las ventajas de la caldera de condensación a gas destacan las siguientes:

    • Ahorro energético: Debido a su eficiencia, esta caldera nos permitirá reducir notablemente nuestros consumos y, en consecuencia, el importe de nuestra factura energética. Estas calderas nos pueden ofrecer un ahorro de entre un 20% y un 30% respecto a otros sistemas que funcionan con otros combustibles.
    • Utiliza una energía limpia: La caldera de condensación funciona con gas natural o con gas propano, ambos combustibles limpios y bajos en carbono. Al utilizar este tipo de caldera, tu huella de carbono disminuirá considerablemente.
    • Funciona todo el día con bajo consumo: Este tipo de calderas ofrecen la posibilidad de permanecer en funcionamiento todo el día con unos niveles de consumo bajos. Esto te permitirá disfrutar de un ambiente confortable y cálido en tu hogar, sin que tengas que estar pendiente de encender o apagar el sistema.

     

    Calderas de gas propano

    Como mencionábamos, las calderas de gas funcionan con gas natural o con gas propano. Ambos combustibles se definen como energías limpias y eficientes. La principal diferencia entre los dos radica en su distribución. El gas natural se distribuye a través de una red pública canalizada. El propano, sin embargo, se distribuye envasado, a granel (en depósito) o a través de canalizaciones privadas. Así, el propano se presenta como la opción ideal para aquellas viviendas y negocios que se encuentran fuera de la red de gas natural.

    Las calderas de condensación de propano cuentan con un depósito que calienta el agua con la energía generada durante la combustión gas propano. La caldera extrae el calor del combustible mientras se quema y ese calor es transferido, a continuación, al agua que circulará a través de los radiadores o del suelo radiante.

     

    ¿Cómo elegir la mejor caldera para tu hogar?

    ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor caldera para tu hogar? En primer lugar, deberás tener en cuenta el tipo de vivienda en que se va a instalar la caldera: vivienda unifamiliar, dúplex, piso, casa rural…

    Además, tendrás que analizar cuáles son tus necesidades específicas y cómo de intenso será el uso que le des a la caldera (número de estancias a calentar, número de personas que residen en el hogar, número de baños, ducha o bañera…). Existen equipos multifuncionales (agua caliente sanitaria y cocina) o sólo aptos para calefacción.

    A continuación, deberás valorar el tipo de combustible que quieres utilizar y al que puedes tener acceso. Por ejemplo, hay zonas a las que el gas natural no llega. En esas zonas, será recomendable el propano. Una vez escogido el combustible, deberás realizar una comparativa de precios para elegir al proveedor con la propuesta más fiable.

    También hay otros aspectos importantes a tener en cuenta, como la zona geográfica donde se ubica la vivienda y el aislamiento del que dispone la casa.

    Por último, a la hora de elegir una caldera para tu hogar no puedes olvidarte de evaluar su etiqueta de eficiencia energética. Este distintivo te indicará como de eficiente es el equipo, así como cuál es su nivel aproximado de consumos y de emisiones contaminantes.

    window-839824_640

    Instalación y mantenimiento de las calderas de gas

    Por su tipo de instalación, las calderas se distinguen en calderas murales (ancladas a la pared) y calderas de pie.

    En la actualidad, una caldera de condensación suele tener un precio que oscila entre 900 y 2.000 euros. Por otro lado, la tarifa de instalación de calderas, centrándonos únicamente en la mano de obra, suele rondar entre los 250 € y 400 €, aproximadamente.

    Pese a que la instalación de una caldera de gas pueda resultar más costosa que la de otro tipo de calderas, debes saber que la inversión se rentabiliza rápidamente gracias a su elevada eficiencia y al bajo coste del combustible.

    La revisión de mantenimiento de las calderas de gas domésticas es obligatoria y debe efectuarse cada dos años. Esta revisión es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento del equipo, así como la seguridad y el confort de los usuarios.

     

    Consejos para preparar tu hogar para el frío y ahorrar energía con tu caldera de gas

    A continuación, te dejamos algunos consejos para que pongas a punto tu vivienda contra el frío, de cara a que puedes minimizar los costes de tu factura energética:

    • Comprueba los radiadores, el termostato y la caldera: Antes de la llegada del frío, asegúrate de que tus equipos funcionan correctamente.
    • Establece una temperatura adecuada: Establece la temperatura de tu casa a 21 ˚C. Una acción tan simple como esta puede proporcionarte un ahorro de hasta un 20%. Debes saber que, por cada grado que supere los 21º, se gasta un 7% más de energía.
    • Optimiza tus radiadores: Puedes instalar válvulas termostáticas para poder regular la temperatura de cada radiador de manera individual. No olvides limitar aquellos radiadores situados en las estancias que no vayas a utilizar.

    Además, te invitamos a consultar nuestros 8 trucos para mantener la mejor temperatura en casa este invierno.

     

    Caldera de condensación de gas propano, una aliada para el ahorro energético y la sostenibilidad

    Tras haber expuesto los tipos de calderas que existen, podemos decir que las calderas de condensación de gas propano no sólo resultan la mejor opción para garantizar nuestro confort y reducir nuestros costes, gracias a su eficiencia y su limpieza, sino que también se convierten en un gran aliado para reducir el impacto medioambiental de nuestros consumos de calefacción.

    ¿Tienes dudas sobre las calderas de condensación de gas propano? ¿Estás pensando en hacer un cambio a gas propano y empezar a ahorrar? Déjanos tus comentarios en el post o solicítanos más información sin compromiso, ¡estaremos encantados de ayudarte!

    Comunidades energéticas: qué son y cómo funcionan
    Rehabilitación energética de edificios: Programa PREE
    Related Posts
    Calefacción central o individual: ¿cuál me conviene?
    Calefacción central o individual: ¿cuál me conviene?
    Rehabilitación energética de edificios: Programa PREE
    Rehabilitación energética de edificios: Programa PREE
    Comunidades energéticas: qué son y cómo funcionan
    Comunidades energéticas: qué son y cómo funcionan

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates