PGS-H-RGB-72
Conoce Primagas
    Filtrar por categoría
    Filtrar por categoría

    Trucos para ahorrar energía haciendo teletrabajo

    Ahorrar energía haciendo teletrabajo

    A pesar de que cada vez eran más las empresas de todo el mundo que tenían el teletrabajo implantado, la pandemia del Covid-19 ha llevado a muchas otras que aún no lo hacían a ponerlo en marcha.

    Las ventajas y beneficios del teletrabajo son múltiples, tanto para los trabajadores como para las empresas. Sin embargo, también es importante saber cómo puede afectar esto a tu consumo de energía en casa para hacer que este sea óptimo y responsable. Por ello, en este post recogeremos algunos consejos y trucos para ahorrar energía haciendo teletrabajo y para trabajar desde casa de una forma óptima desde el punto de vista del consumo energético evitando un aumento desorbitado de éste.

     

    ¿Cómo ahorrar energía teletrabajando?

    La flexibilidad, la conciliación de la vida profesional y familiar, mejoras en la satisfacción y motivación de los empleados, mayor productividad y rentabilidad para las empresas o una mayor autonomía son algunos de los beneficios que aporta el teletrabajo.

    Del mismo modo, para las empresas, el teletrabajo también puede suponer un ahorro energético, tanto en luz, calefacción como en aire acondicionado. Para los empleados, a pesar de que podamos pensar que el teletrabajo pueda conllevar un gasto extra en energía, no tiene porqué ser así si se hace de una forma eficiente y óptima y si se aplican algunos trucos para ahorrar energía trabajando en casa. En este sentido, la eficiencia energética será clave para lograrlo. 

     

    Consejos para ahorrar energía trabajando desde casa

    1. Planifica tu jornada

    A pesar de que pueda parecer un elemento muy básico, es imprescindible organizarse bien y planificar la jornada haciendo que tu horario laboral sea prácticamente igual o muy similar al que hacías en la oficina. Si tu jornada laboral se alarga al estar en casa, esto comportará consecuentemente un gasto de energía mayor, principalmente de luz.

    Al mismo tiempo, intentar tener dos espacios distintos en casa para el trabajo y para el resto de tus actividades, te ayudará a ser más productivo al evitar distracciones y así poder ajustarte más a tu horario.

     

    2. Aprovecha al máximo la luz natural 

    Junto con la temperatura, la luz es uno de los elementos más importantes para trabajar de forma cómoda y productiva. Así, aprovechar la luz natural será clave para tener una luz clara y confortable para trabajar. De este modo, siempre que sea posible, elige un lugar de tu casa donde haya luz natural durante la mayor parte del día y deja las cortinas abiertas. Esto, además de beneficiar a nuestra vista, reducirá considerablemente el consumo energético.

    Si en tu casa no tienes un sitio con mucha luz natural, elige siempre bombillas de bajo consumo para reducir el gasto energético.

     

    3. Mantén una temperatura adecuada

    Como hemos comentado, tener una temperatura ideal en casa, será uno de los aspectos fundamentales para sentirnos cómodos trabajando. Usar un termostato te será de gran ayuda para ello.

    En invierno, si necesitas encender la calefacción, ten en cuenta que la temperatura de tu casa debería mantenerse entre los 21ºC y los 23ºC. Contrariamente, en verano, si necesitas poner el aire acondicionado, hazlo solo cuando sea necesario y a unos 24ºC o 25ºC.

    Recuerda que, a veces, con las corrientes de aire naturales, abrigándose o llevando ropa fresca, es suficiente. Igualmente, si luego sales de casa o vas a realizar ejercicio, puedes apagar la calefacción para reducir tu consumo energético.

    Gas Detalle Doméstico Mugardos_8

    4. Apaga los dispositivos electrónicos cuando no se usen

    Otro de los elementos con el que puedes lograr un ahorro energético teletrabajando es apagando todos los aparatos electrónicos cuando termines tu jornada laboral. Por ejemplo, un ordenador en stand by sigue consumiendo energía. Para que no se te olvide desconectar todos los dispositivos, puedes conectarlos todos a un mismo ladrón para luego apagarlos al mismo tiempo.

    Además, usar aparatos con alta eficiencia energética o de bajo consumo puede significar un gran ahorro a medio y largo plazo.

     

    5. Elige la energía y las tarifas más convenientes para ti

    En función de tu jornada laboral y de las demás actividades que realices en casa, tus necesidades energéticas pueden ser unas u otras. Elegir la energía y las tarifas que mejor se adapten a tus necesidades será clave para contribuir a un ahorro energético. Por ejemplo, puedes optar por tarifas eléctricas con discriminación horaria si crees que esto puede beneficiarte a la hora de teletrabajar, cocinar o usar ciertos electrodomésticos identificando las franjas horarias más económicas según tus horarios y tus hábitos.

    Del mismo modo, si vives en zonas rurales o zonas más alejadas de las ciudades que están fuera de la red de gas natural, el tipo de energía que utilices puede hacer que estés pagando de más en tus facturas energéticas. Por ejemplo, el gas propano es más eficiente que otras fuentes de energía y una caldera de gas propano puede suponer un ahorro de hasta un 30% con respecto a una caldera convencional de gasóleo.

    Descubre cuánto puedes ahorrar utilizando gas propano con nuestra calculadora.

    Calcular mi ahorro

     

    6. Cuando vayas a la oficina, utiliza el transporte público o un transporte más sostenible

    Como consecuencia de la pandemia del Covid-19 y las cuarentenas impuestas por los diferentes países, hemos visto como se ha producido una reducción drástica de las emisiones de CO2. Y es que durante el confinamiento, los desplazamientos al trabajo han sido mucho menores que en un día laboral cualquiera anterior a la pandemia.

    Por ello, cuando debas ir a la oficina, utiliza siempre que puedas el transporte público u otros medios de transporte como la bicicleta o el patinete. Con pequeños gestos de cada uno de nosotros, estaremos evitando un aumento en las emisiones de CO2.

    Si optas por el transporte privado, el coche eléctrico o los combustibles alternativos como el autogás, pueden ser una buena solución para contribuir a la reducción de las emisiones de gases contaminantes.

     

    Ahorra energía y protege el medioambiente

    Con estos pequeños trucos y consejos, no solo lograrás un ahorro energético y evitarás que aumente tu gasto de energía trabajando desde casa y, consecuentemente, un ahorro económico, sino que además estarás protegiendo el medioambiente y garantizando la sostenibilidad del planeta.

    Recuerda que ahorrar energía y ser eficiente, no significa tener que reducir nuestro nivel de bienestar. El ahorro energético se basa en poder optimizar nuestro consumo energético con el objetivo de minimizar las cantidades de energía consumida para realizar una misma actividad o satisfacer unas necesidades específicas, sin que el desarrollo de estas se vea afectado. 

    Y tú, ¿has cambiado tus hábitos respecto al consumo energético con el teletrabajo? ¿Aplicas algún otro truco que te permite ahorrar energía en casa? ¡Cuéntanoslo dejando un comentario!

    Depósito de gas propano en propiedad o alquilado
    Movilidad sostenible: alternativas más limpias
    Related Posts
    Consumo responsable de energía: cómo ser un consumidor responsable
    Consumo responsable de energía: cómo ser un consumidor responsable
    Ahorro y eficiencia energética en agricultura: medidas para lograrlo
    Ahorro y eficiencia energética en agricultura: medidas para lograrlo
    Dependencia energética: consecuencias y retos de futuro
    Dependencia energética: consecuencias y retos de futuro

    Comment

    Suscríbete a PrimaBlog

    Subscribe to Email Updates